Pecados mortales de algunos jugadores de póker: El Gurú

Hoy te explicaremos los pecados mortales de algunos jugadores de poker y las situaciones del póker que debes tratar de evitar a toda costa. Para ser más efectivo y letal en tu juego.

Los pecados mortales que debes evitar en el póker

Reflexiona sobre los siguientes puntos, para que puedas mejorar tu juego y saber cómo reaccionar ante diferentes escenarios.

Pecados mortales de algunos jugadores de póker
Pecados mortales: El gurú de las cartas

Subir la apuesta con manos consideradas “buenas” en posiciones iniciales.

Este es uno de los pecados mortales digno de un principiante, pero no está ajeno a ser parte de los errores de los jugadores más experimentados. Existen muchos jugadores que al recibir manos iniciales como A-Q o K-Q del mismo palo en la posición que se refiere al primero en actuar, tienden a ser demasiado optimistas en cuanto a la misma y abren el juego apostando.

¿Pero cuál es el problema?

Debes tener en mente que no estás jugando solo, la reacción de tus oponentes puede ser revirarse, y si es asi lo mas seguro es que estés echando una cantidad de fichas por la borda que ya has sumado al bote. Simplemente porque tus oponentes saben que has hecho raise desde una posición inicial, por lo que el rango de combinaciones de manos es bastante amplio. Analizando esto, deciden revirarse y no tienen miedo a lo que hagas.

No interponer los pecados mortales a un beso en la oscuridad

Ya que ellos también tienen una que es mejor que la tuya, y van a jugarla. Debes reconocer que por lo tanto tu mano no es tan buena como pensaste, y quizás ellos puedan subir la apuesta 3 o 4 veces la apuesta de la ciega grande. Un grandes pecados mortales sería que fueses(hacer call) a estos revires, sin embargo considero que los jugadores a un nivel experimentado son capaces de retirarse antes de ser exterminados por un revire teniendo una mano “buena”

Información de tu forma de jugar

Los verdaderos gurús del póker, tienen a variar el tamaño de su apuesta según su posición fortaleza de mano y tendencia del resto de los oponentes. Algunos expertos recomiendan que las apuestas se hagan aleatoriamente, para que así tus oponentes no puedan descubrir la tendencia natural de tus apuestas.

Analicemos esto:

Esto es uno de los pecados mortales realmente comunes, muchos jugadores tienden a apostar una determinada cantidad de fichas basándose en la fortaleza de su mano. Muchos tienden a apostar fuerte con buenas manos para reducir la cantidad de oponentes de la mesa, mientras otros tratan de apostar menos para acumular la mayor cantidad en el bote que les sea posible. Hasta aquí todo bien, pero el problema comienza cuando empiezas a variar, supongamos que eres un jugador que apuesta poco cuando tienes una buena mano, pero tienden a apostar fuerte cuando quieres robarte el bore. Un jugador experimentado y observador tomará nota de esto y hará los siguiente.

  • Te revirará las grandes apuestas porque ya sabe que tienes una mano pobre.
  • Pagará tus apuestas pequeñas para deducir tu tendencia de juego, y ver si es cierto que tienes una mano fuerte.

Desviar la culpa es otro de los pecados mortales

No sé cuantas veces he visto estos pecados mortales, creo que es uno de los más comunes realmente.

Muchas personas piensan que por haber leído mucho sobre póker, ya es un ser divino de las cartas.

Suelen pensar que si pierden es por mala suerte y que el oponente solo es un suertudo.

Muchos jugadores suelen pensar que son infalibles y que lo que impidió que ganaran fue un factor de suerte.
Todo esto no es más que simples falacias. El póker requiere auto-análisis y exámenes constantes, no cometas pecados mortales.

Si pierdes un gran bote a manos de un jugador, debes analizar qué habrías podido hacer diferente para evitar que ganara.

¿Podrías haber apostado de otra forma?

Busca siempre las razones por las cuales no has podido ganar.

¿Si hubieses apostado más quizás hubieses evitado que viera el floop?

No cometas uno de los pecados mortales que es desviar la culpa.

Si siempre crees que eres el más eficaz y que no se te escapa nada.

No solo serás un mal jugador, sino que vivirás engañado.

Debes comprender que el póker lleva tiempo y análisis para poder ser un verdadero gurú de las cartas.

Si te pareció interesante este articulo de póker, puedes leer este otro artículo para saber más de los pecados mortales qué no debes cometer:  los diferentes tipos de juegos

Deja un comentario